Disfrutramos lo que hacemos

Intentamos hacer nuestro trabajo tan sostenible y ecológico como nos es posible. Éste no es un interés actual, lo hemos venido haciendo desde hace años. 
Imperfecto, discutible, sin acusar a nadie, pero con alegría y curiosidad, tan bien como podemos.
La electricidad de nuestra oficina y de nuestro servidor  proviene de fuentes renovables: tenemos paneles solares y fotovoltaicos  en el tejado, y el único coche de la empresa es totalmente eléctrico.

La caldera funciona con pellets. Para acudir al trabajo, utilizamos el tren y la bicicleta, o trabajamos desde casa. Para visitar a nuestros clientes de fuera de Lippe utilizamos el tren –y, normalmente, llegamos a tiempo. Probablemente, somos una empresa neutral con las emisiones de CO2 en Lippe.
Por supuesto, nada, ni nadie, es perfecto y, ciertamente, no pensamos que nosotros lo seamos, pero creemos que todo puede ayudar –para nuestros clientes, para nosotros y para nuestros hijos. Y para esos que son menos capaces o tienen menos. Cada uno, hace lo mejor que puede.

Estamos muy satisfechos de llevar ya más de veinte años trabajando en proyectos fascinantes.

Cada día, nuestro trabajo es diferente, continuamente estamos aprendiendo nuevas cosas, algunas las vemos con ojos críticos y otras las evitamos. 
Hacemos lo que hacemos con nuestro corazón y alma, y tan bien como podemos.

Al igual que lo haces tú y todos nosotros.

Nuestros últimos proyectos, aparte de la oficina:

Un huerto con 30 árboles frutales… La primera cosecha tendrá lugar en 5 ó 6 años 
Un bosque virgen de cinco hectáreas, que produce una gran cantidad de aire puro.
Un par de colmenas de abejas en el jardín.
Finalmente, aprendiendo a hablar español.
Varios tipos de música.